Antonio García Teijeiro: Escribir para niños




worldtv.com/garciateijeiro-tv

Rompí todo aquello que me estaba ahogando.
Y así empecé a escribir
a conocer mejor el mundo
y a conocerme mejor a mí.

Escribir para niños es la faceta
más importante para mí en este momento.

Libros, de Aurelio González Ovies


  Gracias, libros: he tenido en mis manos hasta lo inalcanzable, lo que soñé a menudo, lo que la luz no ofrece ni la sombra te acerca. He pasado las páginas de lo que me dejó o perdí en el camino. He anotado los símbolos que nunca dije a nadie, he glosado las líneas que no compartiría jamás de los jamases. He pisado las calles fangosas de Macondo, he tocado a la Eneida, creyéndola mujer, he estado muchas noches a la épica sombra de la esperanza lóbrega de la firme Penélope. Gracias, libros, por las revelaciones y por las contingencias.
  Por mis dedos cruzaron las golondrinas lóbregas que no han de regresar, las aguas de los ríos que van a dar al mar, inexorablemente; el canto de los pájaros que añoraba ya en vida, en su Moguer del alma, allá en el huerto claro, junto aquel pozo blanco, el autor de Platero; las aspas y gigantes del molino que muele la espiga de utopías. Sin vosotros yo nunca sería este humano breve que me siento.
  ¿Dónde existe más mundo, dentro o fuera de vosotros? ¿A lomos del día a día, lema y limo, o en lo que, desleídos, os leemos? ¿Qué es más verdad, la vida engañadora o las veraces sílabas que conforman los versos, las fábulas, las hermosas mentiras de vuestros mudos párrafos? ¿En qué lugar más humo, menos ascuas, en las favilas longevas de los plisados pliegos o en la instantánea chispa de esta existencia que casi no encendemos?
  Libros, por encima de todo, gracias. Gracias por tanta tinta muerta, por tanta vida en tinta. Gracias por vuestros sentimientos y la carnegrafía. Sin conocer apenas, así es de superficial el hombre de la tierra, he conocido a fondo la claridad de Ítaca, los vinos sabrosísimos del suelo del Vesubio, el viento de Orihuela, la soledad de Gloria, los campos de Castilla. Y en algunas estrofas, acaso quedará el nombre de mi madre, grana bendita. (La Voz de Asturias, 25-04-09).

(C) Aurelio González Ovies
Tardes de cal viva

Video realizado por Catamaram
Voz: María García Esperón
Música: Pure mood (Yanni)
Imágenes:
Angelica Kauffmann
Dalí
Alicia Martín
MMX

No camina sobre el suelo


... sino en los más dulces de los seres, donde además habita: en las almas de los dioses y de los hombres tiene la morada. Pero no en todas. Es flexible y tenue, casi inadvertido atraviesa las almas, se instala y las dulcifica y luego se marcha también inadvertido y tan inerme como entró, como si nada.

La Puerta del Año: un libro-blog de España y México


Celebramos el Día del Libro Infantil y Juvenil por todo lo alto con este libro-blog o LIBLOG que es producto de la colaboración España-México y en el que se puede leer excelente poesía escrita por niños de 5o. año de primaria del Colegio Público Elena Sánchez Tamargo de Pola de Laviana, Asturias.

La historia de La Puerta del Año es corta pero larga en satisfacciones. Un pequeño poema que escribí en la Noche de San Silvestre 2009, preguntándome qué habría tras la puerta del año, y que dediqué a Anabel Sáiz Ripoll, fue recogido por Dolors Insa -Sàlvia- a quien se le ocurrió que podría convertirse en una actividad poética en el aula. Ma. Rosa Serdio convirtió la iniciativa de Sàlvia en realidad y el poema en algo muy vivo, lleno de voces, vigoroso y espontáneo como la primavera.

En honor de Sàlvia y Anabel Sáiz Ripoll, que enseñan a amar la lengua catalana desde sus respectivas trincheras, la URL del sitio está escrita en catalán. Para saber qué habrá tras La Puerta del Año, aquí:

Copo de Algodón